GREGOR SAMSA, ENFERMERO

Martín Rodríguez álvaro, José María Santamaría García

Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. (...) «¿Qué me ha ocurrido?», pensó. Fragmento de Metamorfosis, de Kafka

Kafka. Dicen que Gregor Samsa era enfermero... A menudo la realidad se nos muestra alterada, tanto la externa a nosotros mismos como la forma en la que nos percibimos y apreciamos. Así comienza una mañana en la vida de Samsa, no obstante una metamorfosis sólo se produce cuando dejamos de vernos como éramos y nuestro devenir acontece, entonces, de forma distinta. Las antiguas justificaciones las razones pasadas, el valor de lo que creíamos valioso pierden su significación a futuro haciéndose necesario un cambio de paradigma interpretativa de qué es la realidad.

La Ciencia del Cuidado. El pensamiento se expresa a través del lenguaje, así el pensamiento científico ha de ser expresado a través del mismo. Para ello se ha de dar cabida a este tipo de pensamiento en publicaciones que permitan consolidar la difusión de la construcción científica, bien tenga ésta una vertiente teorética o pragmática. La Ciencia del Cuidado es una sección de la revista de enfermería ENE que es posible gracias al acuerdo firmado en febrero de 2014 entre el Grupo de Enfermería ENE, la Facultad de Medicina y Ciencias de la salud (Enfermería), el Departamento de Ciencias de la Computación y la Cátedra Inés Novellón de Fomento y Difusión de Investigación sobre el Lenguaje y Modelización Computacional del Cuidado, todas pertenecientes a la Universidad de Alcalá. (1) El mundo del conocimiento científico del cuidado ha cambiado, y con él debería mutar igualmente el mundo de la Enfermería. Por mucho que nos agarremos a antiguas formas de razonar hemos de entender que, sólo la razón del cuidado, justificará la esencia de qué somos y para que estamos. Pero para ello es necesario investigar y difundir el conocimiento sobre los modelos explicativos de dicho cuidado: evidenciando, si es que de verdad es así, que la Enfermería lidera el conocimiento del cuidado y los servicios que, en dicho conocimiento, se fundamentan.

Silencio. Tras la irresponsable salida de tono de la Organización Médica Colegial calificando a la prescripción enfermera como peligrosa, algunos eligieron el silencio como respuesta. Un silencio útil si se emplea para meditar y programar una reacción sosegada, con evidencia y argumentos jurídicos. Un silencio inútil y desesperante si se rompe con un portazo como parte de un teatro, una escenificación con final pactado. El silencio ha de ser pues un tiempo para el razonamiento y tras el sólo debería haber argumentación. Los miedos de otros han de ser nuestras fortalezas, teniendo siempre en cuenta que, detrás de nuestro desarrollo está el beneficio de la población. Argumentar que hacemos “mal” porque evidentemente no se puede argumentar que hacemos “bien” es jugar con unos principios deontológicos que, lo haga quién lo haga, debería llevar a la vergüenza señalada.

¿La mejor enfermería del mundo? Puede que sea el momento de ejercer autocrítica, detenerse y pensar. Tenemos que romper de una vez por todas y construir un modelo en el que ser capaces de plasmar en el mundo real esa enfermería que sobrevive (casi agoniza) en el mundo de las ideas. Hay muchos que trabajan ya en ese camino. Y es que, ser el mejor, no es hacer más que nadie, es comprender la realidad como nadie lo hace y ofertar soluciones satisfactorias: el cuidado es nuestro mundo y, si nos centramos en él, poniendo de manifiesto desde una metamorfosis conceptual la realidad innegable: sin la Enfermería (lo que hace y piensa de forma o no reconocida) y sus cuidados la sociedad española hoy no sería lo que es y el sistema sanitario se hundiría.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Redacción. La Ciencia del Cuidado [editorial]. ENE, Revista de Enfermería. v. 8, n. 1, may. 2014. ISSN 1988-348X. Disponible en http://ene-enfermeria.org/ojs

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.




 

ene

 

 

A MC Rosell. El que la conoció no pudo evitar enamorarse de ella.

El cuidado forma parte de la realidad y por tanto puede ser científicamente explicado: se puede aspirar a encontrar su qué y su porqué

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto donde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons